¿Cuáles son los cuidados postoperatorios luego de una laparoscopia?


Entre las ventajas de una cirugía laparoscópica está que los pacientes se recuperan con mayor prontitud que cuando son intervenidos por una cirugía tradicional abierta, puesto que en la tradicional la incisión que se hace es bastante grande.

En la cirugía por laparoscopia el cirujano hace solo unas incisiones pequeñas, por consiguiente, el dolor postoperatorio es, por lo general, mucho menor.

La laparoscopia es una alternativa mínimamente invasiva en comparación a la cirugía convencional, en la que se utiliza una pequeña cámara llamada laparoscopio para ver dentro del abdomen. Se realiza a través de pequeños orificios de la cavidad abdominal, una leve incisión permite que se introduzca el endoscopio con una micro-cámara que muestra en un monitor una visión amplia de los órganos que allí se encuentran.

A través del procedimiento anteriormente mencionado el cirujano puede guiarse para realizar diferentes procedimientos quirúrgicos.

Hay que tener presente que no todos los pacientes son candidatos para una laparoscopia, esto lo decide el médico cirujano luego de evaluar las circunstancias únicas de cada caso y de manera individual.

Su utilización más habitual y conocida es la cirugía de la vesícula biliar o colecistectomía. En la actualidad, el desarrollo de la técnica ha hecho que se utilice en gran número de patologías y especialidades:

  • Cirugía del reflujo gastroesofágico.
  • Estómago.
  • Obesidad.
  • Diverticulitis.
  • Enfermedad pancreática.
  • Cirugía hepática.
  • Bazo.
  • Suprarrenales.

A pesar de ser una técnica quirúrgica muy acertada, también puede presentar complicaciones, tanto derivadas del tipo de intervención realizada como específicas del abordaje laparoscópico. Dentro de estas encontramos: neumotórax, embolia gaseosa, trombosis a nivel de las extremidades inferiores, dolores referidos habitualmente al hombro, lesiones producidas al introducir los trócares o por el propio instrumental quirúrgico, hipotermia, etc.

Es importante que el cirujano especialista en laparoscopia elija correctamente el instrumental que usará en las diferentes cirugías que practica, buscando la misma calidad y comodidad que sentiría al usar piezas clásicas de cirugía convencional, garantizándole así al paciente cirugías de alta calidad y un proceso de recuperación más rápido y completo.