Cirugía de páncreas e hígado

CIRUGÍA DE PÁNCREAS E HÍGADO

Dr. Alberto Gordillo

La cirugía es una opción que suele causar temor en los pacientes, pues siempre implica un riesgo, aunque para muchas condiciones es el tratamiento definitivo.

En el caso de las patologías que afectan al páncreas – glándula ubicada en el abdomen, cuyas funciones exocrina y endocrina, se encargan de producir enzimas que ayudan a la digestión, la primera, y producir hormonas o sustancias que influyen en distintas partes del organismo, la segunda-, la principal indicación de cirugía está relacionada con los tumores, que en su mayoría son malignos.

Estos tumores deben ser estudiados en forma exhaustiva de manera de determinar el tipo de tumor, su extensión a órganos vecinos y metástasis a distancia. Además del cáncer, también tienen indicación quirúrgica algunas lesiones quísticas del páncreas que, por tamaño, ubicación, consistencia y otros parámetros, tienen mayor o menor riesgo de ser malignos o malignizarse con el tiempo y deben ser extirpados para prevenir la aparición o la extensión de una neoplasia maligna, agrega.

Cirugías hepáticas

La más común es extirpar la vesícula biliar, parte del hígado afectado por cálculos. El cáncer de la vesícula biliar, es el más frecuente en mujeres jóvenes y también tiene indicación de cirugía. La asociación de cálculos en la vesícula con esta patología maligna, hace que la presencia de cálculos en la vesícula sea una clara indicación de extirpar la vesícula con o sin síntomas.

Además de la extirpación de la vesícula, la cirugía hepática de lesiones tumorales benignas y malignas es cada vez más frecuente, pues han mejorado las técnicas de diagnóstico, manejo mínimamente invasivo, apoyo perioperatorio y manejo multidisciplinario de lesiones que se consideraban intratables.

Existen otros tumores hepáticos primarios que deben ser evaluados caso a caso para definir si son de tratamiento quirúrgico u otros, tales como la hiperplasia nodular focal, adenomas, quistes simples, hamartomas y otros. Las metástasis de otros cánceres en el hígado también pueden ser tratadas quirúrgicamente.